Cómo hacer mejores fotografías promocionales

Las fotografías promocionales de una empresa, por lo general, presentan a los miembros de la firma. Actualmente, muchas redes sociales como la famosa LinkedIn ha puesto muy en boga la viralización de la imagen. Y es que la imagen corporativa ahora es importante en el medio social por sus repercusiones económicas en la empresa.

La tarea de estudiar, definir y proyectar la imagen de una empresa le compete a un equipo de trabajo liderado por especialistas de marketing; por lo tanto, al momento de colocar fotos corporativas en la página web de tu empresa debes, asegurarte que representen todo el profesionalismo que necesitas expresar como para crear seguridad en los espectadores que la visiten, y para ello no hay nada como los drones para fotografía, un nuevo recurso cada vez más utilizado.

A primera vista

Así como existe el amor a primera vista, también existe la confianza a primera vista. Lo importante en las fotos corporativas es que expresen el suficiente profesionalismo como para generar confianza y seguridad en los clientes. Esto se logra a partir de técnicas sencillas de fotografía que se han estudiado desde la psicología y la semiótica de la imagen.

Explicó Peirce, padre de la semiótica, en su libro Ecrits sur le Signe, que todo signo representa algo para alguien, siempre en algún aspecto subjetivo, pero existen imaginarios universales que representan a colectivos según su cultura. Por lo tanto, esto es la base de la fotografía corporativa: estudiar la cultura y cosmovisión de los clientes que verán dichas fotos.

De esta manera, cabe destacar que dentro de dichos imaginarios podemos incluir los lugares comunes que las personas necesitan conocer de una empresa para sentirse confiados. Por ejemplo, no puede faltar la foto del gerente o líder en su oficina, porque eso representa autoridad y estructura organizada de trabajo.

Sin embargo, tampoco puede faltar la foto del grupo de trabajo junto al líder, porque esto representa buen ambiente de trabajo, cordialidad y trabajo en equipo. Lo cual las personas relacionan con cortesía, eficiencia, eficacia y capacidad efectiva.

La foto de las instalaciones o infraestructura también es vital, ya que es el punto de encuentro. Por ello, muchos incluso incluyen geolocalizaciones en mapas para direccionar mejor a los clientes.

Arte y creatividad

Las fotografías corporativas no necesariamente tienen que ser formales. Aunque dado la naturaleza de la empresa se podrá o no flexibilizar este punto. Sin embargo, está comprobado científicamente que el impacto positivo frente a fotografías corporativas donde los miembros mantengan una sonrisa y presenten una postura más relajada es 70% mayor que las fotografías con rostros serios y posturas estilizadas y muy formalizadas.

Todo queda al ojo del artista y su sensibilidad para alcanzar el objetivo, siendo el mismo atrapar clientes a través de generar la suficiente confianza y seguridad con la imagen empresarial como para hacerlos sentir parte de esa gran familia.