Algunos países prohíben la inversión extranjera en la pesca

La Unión Europea (UE) ganó hoy un acuerdo sobre la pesca en las aguas profundas del Atlántico nororiental que prohibirá la captura a más de 800 metros de profundidad, una decisión bien recibida por las organizaciones ambientalistas, pero que sin duda tendrá un impacto en las inversiones extranjeras.

Si quieres más detalles sobre las inversiones extranjeras, visita estos abogados especialistas en inversiones extranjeras

 

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea (CE) han alcanzado un acuerdo sobre un Reglamento relativo a la pesca en aguas profundas, que incluye la prohibición de la práctica de la pesca de arrastre de fondo por debajo de los 800 metros de profundidad y prevé la introducción de vedas en zonas que contengan o puedan contener ecosistemas marinos vulnerables.

Un fuerte compromiso

“Hemos alcanzado un compromiso equilibrado que protegerá el medio ambiente de las aguas profundas y de sus poblaciones de peces, poniendo fin a la incertidumbre de los pescadores europeos”, declaró en una declaración el Comisario europeo de Pesca, Karmenu Vella.

El acuerdo hace referencia a los reglamentos sobre la pesca en aguas profundas, en vigor desde 2003, y pretende adaptar sus disposiciones a los objetivos de sostenibilidad de la nueva Política Pesquera Común. Los buques de arrastre no podrán pescar por debajo de los 800 metros, y las zonas con entornos vulnerables no podrán pescar por debajo de los 400 metros. Asimismo, se adoptarán medidas para incrementar los controles, como método de observación reforzada para mejorar el conocimiento científico de las aguas profundas y los puertos designados para llevar a cabo los desembarques. También prevé la posibilidad de retirar los permisos de pesca en caso de incumplimiento de las nuevas normas.

Colaboración bien pensada

“Este acuerdo es un gran avance de cara a respetar los compromisos asumidos por la UE en la Asamblea General de la ONU y aprovechar estos compromisos para proteger los ecosistemas de aguas profundas en las aguas de la UE”, dijo Matthew Gianni, de la organización Deep Sea Conservation Coalition (DSCC). “Instamos a las partes a que procedan a una aplicación rigurosa del Reglamento una vez que haya sido adoptado formalmente y animamos a la UE a que continúe trabajando con otros países para reforzar la protección de los ecosistemas de aguas profundas en aguas internacionales”, añadió.

Las especies de aguas profundas se pescan a profundidades que alcanzan los 1.500 metros y representan alrededor del uno por ciento de los desembarques en el Atlántico noroccidental. La Comisión Europea (CE) informó que Suecia no propone que la langosta americana (Homarus americanus) sea declarada una especie invasora y que, en su lugar, luchará por la adopción de medidas con menor probabilidad de perturbar el comercio.

 

El mes pasado, la UE llevó a cabo una extensa revisión de una propuesta para prohibir la importación de langostas vivas de Estados Unidos y Canadá, luego de lo cual un panel de científicos llegó a la conclusión de que Suecia había presentado argumentos válidos en su solicitud de proclamar a la langosta americana como una especie invasora, reportó CBC News. El Comité de Especies Invasoras, sin embargo, después de llegar a la conclusión de que la inclusión de esta especie no tenía suficiente sustento, informó un portavoz de la CE. La noticia fue bien recibida por los pescadores de Nueva Inglaterra y Canadá, por representantes del Congreso de los Estados Unidos y por científicos.

En opinión de Gilles Thériault, presidente de la consultora GTA Fisheries Consultants en Moncton, la noticia es buena, pero también era lo que se esperaba. En este sentido, dijo que una prohibición habría sido excesiva, dado que en Suecia sólo se encontraron 32 langostas en sus aguas en siete años.